Recetas de facil preparación para tiempos de crisis

En tiempo de crisis ya sea por la situación económica del país o de tu hogar, los ingredientes en el hogar no son tan variados ni tampoco te puedes permitir comprar algunas cosas que antes sí se podía. Esta situación se está viendo en países como Venezuela, para poner un ejemplo; donde anteriormente vimos algunas recetas deliciosas que hoy en día algunos venezolanos no se pueden permitir.

Recetas económicas y de fácil preparación

Como forma de contribución a las personas que actualmente están atravesando esta crisis en dicho país, hemos conseguido algunas recetas de fácil elaboración y que pueden salir bastante económicas. Solo debes prestar atención a lo que te mostraremos.

Carne mechada con cáscara de plátano

Por muy extraño que vaya a sonar, la cáscara de plátano puede tener un sabor similar a la carne si se prepara correctamente. La receta consiste en conseguir la cantidad de plátanos suficiente para las personas que van a comer, siendo una media aproximada de 1 y 1 1/2 de plátano para cada persona.

Para prepararlo solo necesitarás hervir las cáscaras (pueden ser verdes o maduras) y luego retirar el exceso de plátano que pudo haber quedado adherida a ellas. Se proceden a esmechar con un tenedor y luego se colocan en la salsa que se utiliza normalmente para la carne mechada. El resultado es maravilloso y es una receta conocida en el mundo vegano.

Arepas de yuca y plátano

Al igual que la carne mechada, hablamos de las arepas en el artículo de recetas venezolanas. Debido a que hoy por hoy es difícil tener acceso a la harina, existe una una amplia variedad de variantes. Entre ellas la yuca y el plátano, donde solamente debemos hervirlos y amasarlos con una pizca de sal. Hacemos la forma de la arepa y colocamos en la sartén, el resultado será similar y se pueden rellenar con cualquier cosa.

Surge un nuevo juego de cocina que engancha a la gente

La increíble popularidad de los juegos de cocina para navegador y redes sociales como el propio Facebook no ha bajado ni un ápice. Muestra de ello es que cada vez existen más y más juegos de cocinar muy novedosos que al fin y al cabo lo único que mejoran son los gráficos y un par de mecánicas jugables, ya que en esencia son solo una copia barata de otros tipos de juegos del mismo estilo que están funcionando actualmente, como por ejemplo el famosísimo juego llamado como “Cooking Mama” en nuestro país.

Novedades a implementar en un juego de cocinar

Lo que más sorprende es que las personas nunca se cansen de jugar este tipo de videojuegos, los cuáles simplemente cambian las recetas a realizar dentro del juego para generar una falsa sensación de mayor diversidad. La gran mayoría lo acepta y se pasa las horas jugando a algo que yo siento que es más de lo mismo, mientras que otros simplemente nos resignamos mientras seguimos esperando ese juego de cocina que pueda realmente llamarnos la atención, y devolvernos la ilusión por divertirnos jugando a algo realmente novedoso en lo que tengamos que cocinar, sí, pero de forma inteligente y no teniendo que tratar exclusivamente sobre ello ya que la repetición sistemática de las mismas mecánicas puede hacerlo aburrido. En cambio, si se implementan algunas otras cosas llegado el momento de cocinar lo estaremos esperando con muchas más ganas y nos sorprenderá aún más, así es como nos gustan los juegos de cocina a nosotros, señoras y señores. Así que tomen buena nota y apúntenlo para futuras entregas o poco a poco la sociedad se acabará cansando de jugar siempre a lo mismo, y quizá sea ya demasiado tarde para este género.

Preservantes naturales y artificiales para la comida

Conservar nuestros alimentos sin fracasar en el intento o comprometer su sabor, integridad o aspecto es un arte, puesto que no es muy sencillo encontrar el método perfecto para conservar nuestras comidas por más tiempo, por otro lado, las multinacionales han hecho este trabajo por nosotros pero pronto, veremos que sus “eficientes métodos” no son tal cosa.

 

¿Qué me estoy llevando a la boca?

Todos hemos ido al supermercado a comprar esa apetitosa y jugosa comida que tiene empaquetada algunos días y ha sobrevivido a la espera de consumidores hambrientos, pero. ¿Nos hemos detenido a pensar alguna vez en los elementos que son utilizados para conservar aquello con lo que nos alimentamos?.

Por una parte podemos ver que los aditivos son muy útiles a la hora de conservar los alimentos y mantener su frescura por más tiempo, agregar valores nutritivos o potenciar los que ya posee, estos pueden derivarse de una combinación de extractos naturales y sintéticos la cual recrea una capa protectora contra entes patógenos y contaminantes, ¿pero a que costo podemos dejar la carne una semana en la nevera sin que se pudra?

 

Probablemente nunca hemos pensado que nuestra comida podría contener una serie de químicos que de una forma u otra podrían llegar a ser nocivos para nuestra salud, ya que aún niveles bajos de toxicidad podrían provocar estragos en nuestro organismo, la buena noticia, es que podemos encontrar en la naturaleza un refugio inteligente para nosotros y nuestros alimentos.

 

Elementos de uso común como cebolla, romero, azúcar sal y vinagre se encuentran en nuestra cocina para más que sazonar o aderezar nuestro almuerzo, podemos utilizar sus propiedades naturales o de otros elementos a nuestro favor o bien recurrir a procesos como congelación, ebullición, refrigeración, pasteurización y deshidratación, entre otras técnicas disponibles.